Cómo tramitar un divorcio en España

 Cómo tramitar un divorcio en España

Generalmente, cuando el matrimonio está irremediablemente roto, acaba con una separación y eventualmente el divorcio. Para pedir el divorcio en España, solo se requiere que hayan transcurrido al menos tres meses desde la celebración del matrimonio.

Si tu relación matrimonial no está marchando como habías soñado, llega el momento de decidir ponerle fin. Pero ¿Por dónde empezar? ¿Cuáles son los trámites debo seguir? ¿Cómo quedará el reparto de bienes? ¿Qué pasará con mis hijos? ¿Qué documentos necesito? Te lo contamos todo.

Existen varios tipos de divorcio o de separación que se adaptan a cada necesidad concreta, veamos a continuación cuales son y como tramitar cada uno.

Divorcio de mutuo acuerdo

El divorcio de mutuo acuerdo, también conocido como divorcio express (ley 15/2005), es el más sencillo y recomendable, porque evita quebraderos de cabeza y situaciones desagradables. Este tipo de divorcio en España, no necesita alegar previa justificación o causas.

Es un divorcio de carácter amistoso, donde los cónyuges convienen un acuerdo. Pueden elegir a su propio abogado o incluso, compartir el mismo abogado, que les represente en todos los procedimientos del juzgado.

También representa un importante ahorro para los cónyuges, a nivel económico y personal. Los honorarios de los abogados son mínimos y pueden ser pactados con el cliente. Los costos pueden variar según las dificultades, pero generalmente rondan entre 400 y 1.000 euros.

Solo basta que el abogado redacte un convenio regulador por el que se regirá el divorcio en España, basado en el acuerdo que han alcanzado los cónyuges. Este convenio regulador debe alcanzar un acuerdo en los siguientes puntos:

  • Atribución de la guarda y custodia de los hijos menores de edad (si los hubiera).
  • Atribución del domicilio familiar.
  • Régimen de visitas que tendrá el familiar no custodio.
  • Pago de la pensión de alimentos para la manutención de los hijos menores.
  • Destino tanto de los bienes muebles e inmuebles, cuentas corrientes, deudas, pertenencias y demás elemento de orden económico.

Procedimiento extrajudicial para divorcio en España

Son muchos los divorcios que se han tramitado por este cauce, de forma rápida y sencilla. Es un modelo con el que no se necesita acudir a la vía judicial. Solo con cese de convivencia demostrada y previa a la solicitud del divorcio bastará.

Esta será la vía más rápida y económica de separarse o divorciarse, siempre que haya pasado tres meses desde la celebración del matrimonio y no haya hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores.

Los cónyuges pueden acudir con un notario, asistidos por un abogado, para tramitar el divorcio de manera personal.  El abogado presentará el convenio regulador en la notaría y otorgará la escritura pública de divorcio como documento adjunto. El notario a su vez, vigilará los acuerdos y medidas que regirán los efectos producidos por la separación o el divorcio.

Procedimiento judicial para divorcio en España

Para comenzar la tramitación en el juzgado, debe estar redactada la demanda de divorcio, así como el convenio regulador por el abogado y presentarla ante el Juzgado competente.

Se procederá a la ratificación del convenio, que será realizado por ambas partes, pues el juez debe asegurarse que la primera firma del convenio no se hizo bajo amenazas.

A las pocas semanas, el Juez dictará sentencia aprobando el convenio regulador y el convenio de divorcio. Seguidamente, manda la inscripción del divorcio de mutuo acuerdo al Registro Civil donde consta inscrito el matrimonio.

Tramitar divorcio en España online

Hoy en día, no es una locura pensar en utilizar la tecnología para casi cualquier tramite y el divorcio no escapa de ello. Cuando se trata de divorcio de mutuo acuerdo, los trámites y plazos para llevarlo a cabo se simplifican mucho. Incluso, es posible iniciar este proceso a través de internet.

Existen muchos despachos de abogados en casi todas las grandes ciudades de España que brindan este servicio. El divorcio express online resulta muy sencillo y rápido de tramitar, ahorrándote pérdidas de tiempo innecesarias.

Divorcio contencioso

Antes de pasar a un divorcio contencioso, te aconsejamos que acudas a un mediador para conseguir un acuerdo con tu pareja, que termine en un convenio regulador. De esta forma, podrás evitar seguir un procedimiento más largo y costoso.

Si no logras llegar a un acuerdo por ningún medio, debes presentar una demanda ante un juez. Al iniciar el proceso, debes estar representado por un procurador y asistido por un abogado.

En la demanda se deberán precisar las medidas que se deban adoptar en relación a la guarda y custodia de los hijos, el régimen de visitas que debe cumplir el progenitor que no viva con los hijos, la pensión alimenticia y la compensatoria, el uso de la vivienda y la liquidación del régimen económico del matrimonio.

Procedimiento del divorcio contencioso

Al presentar la demanda, se dará traslado de la misma al otro cónyuge para que conteste en el plazo de 20 días. En la contestación se manifestará la conformidad o no con lo solicitado por el demandante.

Una vez contestada, el Juez citará a las partes a una vista, a la que deben comparecer con sus abogados y procuradores. En este encuentro, se presentarán las pruebas oportunas en apoyo de las medidas solicitadas, que serán revisadas por el Juez y el Fiscal. De existir separación con hijos menores, será parte también el Ministerio Fiscal.

Celebrado el juicio, el Juez dictará sentencia por la que se decrete el divorcio y acordando las medidas que van a regir el mismo. Mandará que la misma se inscriba en el Registro Civil, Registro de la Propiedad o en el Mercantil, si alguno de los cónyuges es empresario.

¿y si llego a un acuerdo con mi pareja durante el proceso?

Siempre está presente la posibilidad de cambiar de opinión y llegar a un acuerdo, durante el proceso de divorcio en España. Un procedimiento contencioso puede transformarse en un procedimiento de mutuo acuerdo si ambas partes llegan a una salida amistosa.

El caso contrario también es probable, comenzar el procedimiento como mutuo acuerdo y una de las partes no ratifica ante el juzgado. En este caso, se desestima el proceso en curso y debe iniciarse un nuevo procedimiento de divorcio contencioso.

Deja un comentario