Cómo tramitar la Ley de Dependencia

La Ley de Dependencia está destinada a las personas que no pueden llevar una vida independiente por motivos de enfermedad, discapacidad o edad. Estas personas por lo general requieren asistencia de otros para realizar actividades básicas, como lavarse, comer o moverse.

Esta Ley 39/2006 brinda acceso a muchos servicios y beneficios financiados parcial o totalmente por el Estado para personas dependientes de todas las edades. Para obtener los servicios, el dependiente o su representante deben solicitar la Ley de Dependencia a través del departamento local de Servicios Sociales de España.

Los servicios y el apoyo económico disponibles dependen del nivel de dependencia y las condiciones que tenga el solicitante. Hay tres niveles de dependencia:

  • 1er grado (dependencia moderada): cuando alguien necesita ayuda una vez al día para actividades básicas.
  • 2º grado (dependencia severa): cuando alguien requiere ayuda dos o tres veces al día para realizar actividades básicas, pero no requiere asistencia permanente.
  • 3er grado (gran dependencia): cuando alguien requiere asistencia permanente para gestionar las necesidades y actividades más básicas.
Cómo tramitar la Ley de Dependencia

Bajo la Ley de Dependencia, hay cuatro tipos reconocidos de dependencias:

Dependencia física: cuando la persona pierde el control de su cuerpo (cualquier forma de discapacidad física).

Dependencia mental: cuando la persona pierde la capacidad de resolver problemas o tomar decisiones (por ejemplo, demencia o Parkinson).

Dependencia sensorial: pérdida o deterioro de uno o más sentidos que afecta las necesidades de una persona (por ejemplo, ceguera, sordera).

Mixto: cuando la persona se ve afectada por varios tipos de dependencia.

Requisitos para solicitar la Ley de Dependencia

Existe ciertos requisitos básicos que las personas dependientes deben cumplir para aplicar a los beneficios del Estado. Es preciso saber que el proceso de solicitud es largo, pueden pasar al menos 2 años hasta que se reciba la primera atención o beneficio. Por tanto, es importante realizar la solicitud lo antes posibles. Para ello se debe cumplir con:

  • Ser residente legal en España o nacionalidad española.
  • Ser declarado dependiente por el organismo encargado.
  • Haber vivido en España durante al menos 5 años en total y durante los 2 años consecutivos antes de la fecha de su solicitud. En caso de menores dependientes, los padres o tutores deben cumplir con este requisito

Los documentos que debes presentar para el trámite son: la solicitud oficial, DNI, certificado de empadronamiento, última declaración de la renta, un informe social y uno de salud. En importante resaltar que cada comunidad autónoma tiene su formulario correspondiente.

Dónde tramitar la Ley de Dependencia

Las comunidades autónomas son las encargadas de organizar la prestación de los servicios, así como de controlar y supervisar todo el proceso. Debes llevar los documentos a las oficinas de Servicios Sociales más cercanas a tu domicilio o en las Oficinas de la Dirección General de la Dependencia.

También puedes dirigirte a los Servicios Sociales del Ayuntamiento, oficinas de correos, en los consulados y embajadas de España en el extranjero. Haz clic en el enlace de cada una de las comunidades autónomas de España para que realices la tramitación.

Además, podrás hacer el trámite online en las sedes electrónicas antes mencionada. Para presentar la solicitud ten en cuenta que vas a necesitar certificado digital, DNI o [email protected] Recuerda adjuntar todos los documentos que te indica la plataforma para su verificación.

Compartir en:

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo tramitar la Ley de Dependencia puedes visitar la categoría Familia.

► ¡Más Trámites!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir