¿Qué es la carta de subrogación y para qué sirve?

¿Qué es la carta de subrogación y para qué sirve?

Una subrogación ocurre cuando existe un cambio de empleador que afecta al trabajador, es decir, el cambio del empresario o empresa que tiene contratado al trabajador. Esta situación se puede presentar en la compra o absorción de una empresa por otra, o cuando la empresa decide cambiar de nombre (denominación).

Cualquiera que sea el caso, el trabajador mantendrá sus derechos, mantendrá intacta su antigüedad y el salario. Si la información del cambio llega por sorpresa o es un hecho esperado, de igual forma el empleador debe notificar con anticipación a los empleados.

La subrogación puede producirse de estas 3 causas:

  1. Debido a una sucesión empresarial, por compra, absorción o cambio de denominación de la mercantil.
  2. Por obligación, debido a un convenio colectivo.
  3. Por condiciones administrativas

[Descarga aquí el modelo de carta de subrogación en Word]

[Descarga aquí el modelo de carta de subrogación en PDF]

Carta subrogación trabajadores de una empresa a otra

La carta de subrogación es el medio de comunicación, por el que se le notifica a la comunidad trabajadora de la empresa, que ya no trabajan para la misma firma. En la misma debe expresarse que sus actividades se continuarán desempeñando a favor de otra administración y tal vez en otra compañía.

Sin embargo, la carta de subrogación no es el único medio (aunque si el legal), también se puede dar el caso que el dueño de la empresa, converse directamente con sus trabajadores o representantes y exponga las razones de la subrogación.

La comunicación debe hacerse con suficiente antelación, según lo indica el apartado 8 del artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores. De forma que, el trabajador subrogado no se vea afectado en sus condiciones de empleo y de trabajo por la transmisión.

Normalmente, la carta de subrogación es recibida entre 30 a 15 días antes de que se realice el cambio. Todo ello, en función de evitar el riesgo y la vulneración de los derechos de los trabajadores.

También debe hacer llegar una copia de la comunicación al Servicio Público de Empleo Estatal (S.E.P.E.). Dicho comunicado debe estar firmado por el dueño de la empresa y los trabajadores.

¿Qué sucede con el pago del finiquito?

El pago de finiquito solo se hará efectivo cuando se termina la relación laboral, ya sea porque te despiden o finalización de tu contrato laboral. Solo bajo estas premisas, puede ocurrir un finiquito o indemnización.

Legalmente frente a una subrogación laboral no puedes ser despedido, porque la ley obliga a la nueva empresa a hacerse cargo de todas las obligaciones laborales contraídas por la antigua empresa. Si te despiden, podrás denunciarlo como un despido no procedente.

En cuanto a las liquidaciones pendientes por motivos de vacaciones, bonos o salarios por paga, deberán ser resueltos por la empresa saliente antes de la subrogación.

Si recibo una carta de subrogación ¿Debo preocuparme?

Si la empresa donde trabajas está en puertas de una subrogación laboral ¡no te preocupes! La ley te ampara y legalmente tus derechos laborales están garantizados. Esto quiere decir que tu contrato no se extinguirá, por el contrario, la empresa entrante tiene la obligación de continuar con todas las relaciones laborales, incluso sin afectar la antigüedad de los empleados.

Deja un comentario