Cómo recurrir una multa de tráfico

recurrir una multa

¿Qué hacer si recibes una multa de Tráfico? ¿Corres a pagarla o prefieres recurrir la multa? Si estas pensando en recurrir una multa, será mejor que tengas ciertos conocimientos de la Ley de Tráfico, incluyendo las normas de circulación y los pasos a seguir para lograr zafarte del pago.

Una sanción de tráfico se puede recibir por aparcar mal el coche, por exceso de velocidad o simplemente saltarse un semáforo en rojo. Son muchas las supuestas causas que pueden terminar en una sanción de tráfico, incluso en casos donde no la mereces.

Si no estás de acuerdo con los hechos notificados en la sanción, tendrás el derecho a tu defensa, presentando alegaciones que demuestren lo contrario. Puedes aportar documentos, videos o cualquier información que aclare los hechos, incluso un error de forma en la multa te puede librar.

¿Cuándo puedo recurrir la multa de tráfico?

Una vez que conoces el motivo de la multa, puedes apelar dicha sanción, tanto si tienes razón como si no. Puedes recurrir una multa de tráfico en los siguientes casos:

No se ha cometido infracción. Para este caso, te debes apoyar en la Ley de tráfico y las normas de circulación, para demostrar con argumentos que la multa es injusta.

Existe un error de forma. La multa puede ser invalidada si aparece un error en los datos del vehículo o del infractor. Esta situación te puede ayudar a recurrir una multa con éxito.

Alegando errores en la señal. Cualquier elemento que obstaculice y no permita ver con claridad la señal de tráfico, como la rama de un árbol, pintura o pegatina sobre ella, será un buen argumento para esquivar el pago de la multa. Igualmente, si la señal está escrita en un idioma que desconoces, por ejemplo, catalán o gallego.

Faltan datos del agente denunciante. Si la identidad del agente no se encuentra en la multa, será un argumento válido para recurrir.

Falta el faldón de recursos. Si la boleta de infracción no incluye un faldón con la información de recursos a interponer, ni los plazos para concretar, se debe solicitar una nueva notificación a la administración. Esperando que el tiempo se agote y la multa prescriba.

Multa sin pruebas. Solicitar una prueba al denunciante que demuestre la infracción cometida. Mientras se prueba el hecho, podemos ganar tiempo y si es suficiente, la multa prescribe.

Pasos para recurrir una multa

Si tu objetivo es no pagar la multa, sigue este procedimiento:

  1. Presenta en la Jefatura de Tráfico un escrito, en un plazo no mayor a 20 días naturales después de recibir la multa. Este escrito debe tener la siguiente estructura:
    • Datos personales: Nombre, apellidos, teléfono y dirección postal.
    • Datos de la denuncia: Matrícula, marca y modelo del vehículo multado. Número del expediente de la multa y fecha de la denuncia.
    • Pruebas: En esta sección debes incluir las alegaciones, que pueden ser realizadas por ti o por un experto. En este informe puedes adjuntar fotografías, o cualquier otro material que pueda ayudar a confirmar los hechos. Si piensas redactar por ti mismo las alegaciones, busca en internet ejemplos para hacerte una idea del lenguaje que debes utilizar, ya que es recomendable escribirlo usando el lenguaje jurídico.
  2. Puedes presentar este documento en: la Jefatura de Tráfico, en la dirección que figura en el faldón, en la Administración Estatal Autonómica o en las Entidades locales que estén autorizadas.
  3. Una vez presentado el manuscrito, espera respuesta del organismo oficial. El plazo de respuesta es de aproximadamente un mes y medio.

Si la administración se demorará más de los plazos previstos en dar una respuesta sobre la multa, la misma puede prescribir. De esta forma no tienes que efectuar el pago de la sanción.

Deja un comentario