Trámites para poner en alquiler tu vivienda

Trámites para poner en alquiler tu vivienda

Poner en alquiler tu vivienda en España no suele ser un paso sencillo, este es un proceso legal que implica ciertas obligaciones y condiciones. Todo proceso de arrendamiento conlleva una serie de trámites, requisitos y documentos que son necesarios conocer para no cometer ningún error.

Un piso vacío puede resultar una entrada económica rentable a sus propietarios. Puedes poner en alquiler tu vivienda contratando una inmobiliaria o haciendo el proceso por cuenta propia. Lo importante es hacerlo bajo el marco legal sin incurrir en ninguna estafa.

Los contratos en España para alquilar una vivienda pueden efectuarse verbales o escritos, pero lo más recomendable es tener un documento escrito dónde aparezcan los acuerdos y las firmas de ambas partes. Esto como medida de precaución ante cualquier eventualidad.

Una de las cosas más importantes que debe conocer el arrendador de un inmueble, es que impuestos se pagan al alquilar una vivienda. Generalmente, los alquileres están exentos del IVA a excepción de aquellos destinados a actividades económicas, como hoteles, fábricas, tiendas, etc.

Sin embargo, los siguientes impuestos si son obligatorios: el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o IRPF y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). Debes estar al día con cada uno de ellos al momento de poner en alquiler tu vivienda.

Requisitos para poner en alquiler tu vivienda

Es imprescindible cumplir con todos los requisitos para alquilar en España, saber como alquilar una vivienda va a garantizar seguridad tanto al arrendatario como al arrendador. Si eres propietario de un inmueble necesitas los siguientes documentos para poner en alquiler tu vivienda:

  • Certificado de eficiencia energética: este certificado refleja el consumo energético de la vivienda y debe ser redactado por un técnico competente.
  • Cédula de habitabilidad: con este documento podrás demostrar que la vivienda posee las condiciones mínimas para ser habitada.
  • Título de propiedad: es necesario demostrar mediante un documento legal la propiedad de la vivienda. Puede ser mediante una escritura pública, u otro título legalmente registrado.
  • Acreditación del pago de Impuestos: el arrendador debe estar al día con todos los impuestos de Ley correspondientes.
  • Recibos y facturas: todas aquellas que demuestren que has cumplido hasta la fecha del alquiler con los pagos de servicios (luz, agua, gas, etc.)
  • Contrato escrito y legalizado (de ser necesario):  este documento garantiza la transparencia de la transacción.
  • Inventario de inmuebles: es un requisito no indispensable, pero que se recomienda para hacer más sencillo el proceso de revisión al momento de la entrega del inmueble.

Te preguntarás, pero ¿qué pasa si quiero alquilar mi casa por inmobiliaria? Para ello, debes contratar un agente especializado que te garantice seguridad en el proceso de alquiler. Es importante contar siempre con el asesoramiento de un profesional en el área, ellos sabrán darte las orientaciones necesarias antes y durante el proceso.

Poner en alquiler tu vivienda con una inmobiliaria te evitará fraudes e inconvenientes entre ambas partes. Ellos generalmente se encargan de todo el proceso legal, además te ayudan con el depósito de fianza reglamentario y el cobro mensual al arrendatario.

Deja un comentario